El rugir de la leona Shanga se silenció

El público admite que iba por el ejemplar, los fines de semana, hacia el Zoológico. El cuidado veterinario fue persistente.

Dos causas determinaron la muerte de la felina, en el Zoológico del Norte de la ciudad de Loja. Al igual que la jirafa Chelito, la ciudadanía comenzó a extrañarla.

La enfermedad acaba con la vida de la leona Shanga, de aproximadamente 20 años de edad. Murió ayer, en el Centro de Conservación de la Vida Silvestre “Orillas del Zamora”.

Su condición geriátrica y dificultades de salud ocasionaron su deceso, conforme los criterios técnicos del personal que labora en el BioParque, localizado en La Banda.

Diagnóstico

Desde hace un par de meses los médicos veterinarios detectaron en el animal problemas en la médula ósea e insuficiencia renal, lo que deterioraron su salud.

Incluso esta novedad fue comunicada con antelación a la Coordinación Zonal del Ministerio del Ambientey Agua, que con sus técnicos verificaron las condiciones en las que podría perecer.

Hay que recordar que Shanga fue traída a esta ciudad durante 2015, proveniente del Centro de Rescate de Guayabillas de Ibarra, provincia de Imbabura, en el norte del país, de no haberla acogido se le hubiera practicado eutanasia, ya que el centro que la protegía cerró sus puertas.

Desde que el felino arribó a Loja recibió el cuidado para que continúe su estadía, siempre hubo valoración médica y alimento, sin embargo, la condición longeva de la leona avanzaba.

Muy tarde…

Jhon Castillo, veterinario, indicó que una vez determinada la afectación del animal brindaron cuidados especiales, de acuerdo con la capacidad que brinda el Centro y medios logísticos.

Pese a todos los esfuerzos no pudieron salvar la vida de Shanga porque está en el límite de la edad promedio de los leones (15 años).

Lamentan muerte de la leona en el norte

La ciudadanía, en especial de Las Pitas, Sauces Norte, entre otros barrios lamentó la nueva pérdida en el sitio que, luego del cierre temporal por efectos de precaución de la pandemia de Covid-19, recuperaba visitas.

La familia de Antonio Chuncho que, tras haber llegado desde España, sintió nostalgia al enterarse hace varios años de la muerte de Chelito (jirafa) que ganó connotación turística e ícono en el ámbito de la fauna en cautiverio, ahora la muerte de Shanga determinará la no presencia durante los fines de semana.

Anteriormente, el habitante de La Banda acudía con sus vecinos a ver la leona longeva por su jaula y buscaba algún momento para capturar imágenes que solía enviar a sus parientes que aún no vuelven de Madrid.

Ayer, Chuncho presentó la triste noticia en su hogar y recomendó discreción hasta escuchar el informe del personal del Municipio de Loja.

TOME NOTA

Hoy se emitirá un informe técnico de los especialistas.

EL DATO

Se practicaron todos los esfuerzos para recuperar al ejemplar.

Fuente: La Hora.