Casos de lepra en Calvas se tratan con medicamentos gratuitos

Históricamente la lepra llegó a Latinoamérica como producto de la conquista española y afecta a la humanidad desde hace mucho tiempo.

Esta es una enfermedad infecciosa crónica causada por la bacteria Mycobacacterium leprae (alcohol resistente) también conocida como bacilo de Hansen que afecta principalmente a los nervios periféricos, la piel, los ojos, los huesos y la mucosa de las vías respiratorias.

Sus complicaciones más severas pueden producir deformidades, discapacidad, desfiguración y ceguera. Tiene la característica de evolucionar lentamente porque su tiempo de incubación es de 5 a 10 años y los síntomas pueden tardar en aparecer hasta 20 años, luego del contagio.

Hoy en día la lepra es poco contagiosa, sin embargo una persona la puede contraer al ser propensa inmunológicamente y al permanecer en contacto permanente con un paciente que no haya recibido tratamiento alguno o que no lo cumpla de forma debida, es decir, la persona que conviva con quien la padece. Por ello se descarta el mito de que la lepra se contagia mediante el tacto o al relacionarse de diversas formas cercanas con un paciente leproso.

Fanny Macanchi, dermatóloga del Hospital Isidro Ayora de Loja, expresó que “esta enfermedad afecta más a personas mayores y su incidencia es más fuerte para quienes tienen un nivel socioeconómico bajo”, tambien a personas que viven en alguna condición de hacinamiento, debido a la mala nutrición y por ende a la falta de defensas en el organismo. También, el contagio se produce al tener un contacto prolongado con el paciente sin la debida precaución.

Cifras

Según las cifras que maneja el Hospital Isidro Ayora de Loja en su plataforma de registros de atención de salud se presentan los siguientes casos: Calvas 5 casos; Catamayo, 2; Huaquillas, 1; Loja, 4; Olmedo, 1; Paltas, 1; Santa Rosa, 1 y Saraguro, 1.

La medicina para realizar el tratamiento se encuentra de forma gratuita en las casas de salud del Ministerio de Salud Pública debido a que la OMS (Organización Mundial de la Salud) garantiza su gratuidad.

Acorde a los datos que maneja la Zonal 7 de Salud, Katerine Pacheco, responsable, comenta que esta entidad trabaja en el programa de lepra buscando a personas que la padecen. En el año 2019 se atendieron 10 casos nuevos entre las provincias de Loja y El Oro, aparte de los 6 casos que se venían tratando con anterioridad.

Por otra parte, menciona que el Ministerio viene trabajando en la elaboración del manual de lepra para erradicar esta enfermedad detectada en las provincias de El Oro (Pasaje, Santa Rosa, Piñas, Huaquillas) y Loja. En Zamora no se ha detectado ningún caso. Por último afirma que el objetivo del Ministerio de Salud es generar consciencia, prevenir y eliminar el estigma social hacia quienes lo padecen. Cabe mencionar que todo paciente deja de ser contagioso al momento de recibir el tratamiento.

Para diagnosticar los síntomas de la lepra no suelen manifestarse hasta  1 año después de la infección (promedio entre 5 y 7 años). Una vez que se presentan, avanzan con lentitud.

Síntomas

Los principales signos y síntomas son: entumecimiento o ausencia de sensibilidad en manos, brazos, pies y piernas; lesiones cutáneas  (que son más claras que el color de la piel); lesiones que presentan disminución de la sensibilidad al tacto, al calor o al dolor; lesiones que no sanan después de algunas semanas o meses; insuficiencia renal; impotencia sexual y debilidad muscular; entre otros.

El tratamiento de la enfermedad debe prolongarse entre seis meses y dos años (según las formas) y se basa en la administración de sulfonas, junto a otros fármacos. A veces, antibióticos de mantenimiento durante toda la vida.

Los antibióticos pueden detener la progresión de la lepra pero no revierten la lesión nerviosa ni las deformidades. En consecuencia, la detección y el tratamiento temprano son fundamentales. El tratamiento depende del tipo de lepra que se presente.

La mejor prevención consiste en evitar el contacto con líquidos corporales y con el exantema de personas infectadas, practicar la higiene personal, y realizarse exámenes de rutina.

El último domingo de enero de cada año se conmemora el Día Internacional de la Lucha Contra la Lepra.

La sociedad no debe excluir a las personas que poseen lepra porque la enfermedad es poco contagiosa, y el daño psicológico en quien la padece provoca fuertes daños.

Fuente: Crónica.