Familias de Colaisaca y Sanguillín se benefician de proyectos saludables

Las parroquias de Colaisaca y Sanguillín se benefician de varios proyectos de obras de agua y saneamiento ambiental.

Un convenio tripartito entre el Gobierno Autónomo Descentralizado de Calvas, Senagua y Programa de Naciones Unidas permite que el barrio Atillo, en la parroquia Colaisaca, cuente con 27 unidades básicas sanitarias y, en Sanguillín, se beneficiarán de la repotenciación de la planta de agua potable mejorando las condiciones de 69 familias.

Una inversión de 122 mil 255 dólares es la que se registra, donde, además, se apoyó con la utilización de mano de obra no calificada propia de las zonas de intervención.