Madre asesinada: La mató y luego se habría suicidado

Un abominable hecho de sangre ocurrió el martes 19 de noviembre, en el sector Pasallal de la parroquia Sanguillín del cantón Calvas, una mujer recibió 4 impactos de bala que acabaron con su vida.

Suceso

Las primeras indagaciones del personal policial de la Dirección de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestro (Dinased) de Loja, señalaron que en horas de la mañana del 19 de noviembre, algunas personas observaron a Felipe C. C., de 60 años de edad, de nacionalidad peruana y Fanny Judit S. T., de 44, ecuatoriana, que estaban juntos como otras veces.

Sin embargo, esta vez, habrían estado discutiendo presuntamente por un celular en la orilla del río Calvas (lado ecuatoriano). La mujer tenía en sus brazos a su hija menor de edad, fruto de la relación de estas dos personas.

Al parecer el hombre comenzó a agredirla, ella hizo a un lado a la menor y se defendió; minutos después los vecinos escucharon un estruendo ensordecedor y al acercarse, vieron a la madre sobre el piso y el ciudadano corriendo hacia lado peruano. Luego volvieron a escuchar un fuerte sonido, observando que el conviviente cayó sobre las aguas del río Calvas.

Hallazgo

Personal especializado de la Policía Nacional al tener conocimiento de este hecho, acudió al lugar y encontró a la mujer sobre el piso con 4 orificios de bala localizados a la altura del tórax y cráneo.

A su vez, al ir en busca del otro cuerpo, quien aparentemente se quitó la vida, no encontraron el cadáver del ciudadano. Según versiones de los lugareños, sus familiares habían llevado el cadáver al sector de Calvas de Samanga, perteneciente al Departamento de Ayabaca-Perú.

El Fiscal de turno ordenó el levantamiento del cadáver de la mujer y posterior traslado al Centro Forense de la ciudad de Loja para la necropsia de ley. Sin embargo, se inició con las investigaciones del caso para determinar si se trató de un femicidio y posterior suicidio u homicidio.

Fuente: Crónica.