Asesinan a una mujer en Sanguillín dejando en la orfandad a cinco menores de edad

Las evidencias que Hugo Fernando Eras, fiscal de Loja, con sede en el cantón Calvas, recogió en donde se encontró el cadáver de Fanny S. T., de 44 años, le llevan a descartar que ella habría sido víctima de femicidio y su deceso obedecería a un asesinato en el cual le habrían implicado a su pareja sentimental.

La trágica y repentina muerte de la mujer causa un hondo pesar en la comunidad del barrio Pasallal, de la parroquia Sanguillín, del cantón Calvas, en donde vivía, porque con ese deceso quedan en la orfandad sus nueve hijos, cinco de ellas de 15, 13, 10, 8 y un año y seis meses de edad.

La tarde del martes

La tarde del último martes el fiscal Hugo Fernando Eras, junto al personal de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestro (Dinased), Policía Judicial, Unidad de Criminalística Móvil (UCM), acudió a donde se halló el cadáver.

El cuerpo inerte de la mujer se encontró en un terreno baldío, a unos 10 metros del río que divide los dos países: Ecuador y Perú; y, tenía cuatro balazos: dos en el pecho y los otros en la cabeza, pero llamó la atención de los presentes que alrededor del cadáver no había una gota de sangre. 

Baleada en Perú

La hipótesis que se maneja es que la mujer habría sido asesinada en territorio peruano y quienes lo hicieron fueron a dejar el cadáver en donde se la encontró. Moradores del sector expresaron a las autoridades que a eso de las 10:00, del último martes, escucharon algunos disparos.

Pero, no solamente asesinan a la mujer sino a un ciudadano, de origen peruano, quien mantenía una relación sentimental con la fallecida y sería el padre de la niña de un año y seis meses de edad que tuvo con la occisa. Los familiares del ciudadano se llevaron el cuerpo sin vida.

Ayuda a las menores

La familia de Fanny S. T. es de escasos recursos económicos y por eso las autoridades de la Fiscalía de Calvas, de la Policía Nacional y de esa jurisdicción decidieron colaborar con la compra del ataúd y se comprometieron en regresar con el cadáver luego de la necropsia para darle una cristiana sepultura.

El fiscal Eras lamenta la situación en la cual quedan las cinco hijas menores de edad de Fanny S. T. y por eso considera que las autoridades de índole social del cantón Calvas y de la provincia de Loja deben socorrerlas porque ellas han quedado totalmente desamparadas con la muerte de su madre.

LAS CIFRAS

44 AÑOS tenía la mujer.

5 HIJAS menores quedan solas.

Dato

El presunto asesinato fue en el barrio Pasallal, de la parroquia Sanguillín, de ese cantón.

Fuente: La Hora.