La Policía captura una presunta banda internacional tras una persecución

A los dos venezolanos: Júnior D. R. y Geiser G. A., de 19 y 22 años, en su orden; y, a los ecuatorianos: José M. R. y Luis S. Q., de 23 y 29, respectivamente, se les 'duerme el diablo' y la Policía los aprehende tras una persecución.

La noche del último miércoles los cuatro ciudadanos habrían cometido un asalto y robo a mano armada en la ciudad de Cariamanga, capital del cantón Calvas, y huyen por la vía hacia el cantón Macará.

En Sabiango los acorralan

La alerta movilizó a los uniformados y la Policía ubicó el vehículo, en el cual huían los supuestos asaltantes, por la vía de ingreso al cantón Sozoranga, pero ellos no se detuvieron ante la orden dada por los gendarmes.

La persecución continuó y la camioneta gris, marca Chevrolet, de placa de la provincia de Pichincha (P), es interceptada por los policías a la altura del control militar de la parroquia Sabiango, en donde los someten.

Un revólver cargado

Los uniformados encontraron en poder de uno de los cuatro ciudadanos un revólver que estaba cargado con balas y no se justificó su tenencia ni portabilidad; ellos, además, llevaban varios teléfonos celulares de gama media.

José M. R. y Luis S. Q. que son oriundos de la provincia de Loja; y Júnior D. R. y Geiser G. A. fueron privados de la libertad por el presunto delito de asalto y robo a mano armada por el que podrían ir a la cárcel de cinco a siete años.

EL DATO

La pena que ellos podrían recibir de ser encontrados culpables sería de cinco a siete años de cárcel.

Son dos venezolanos y dos ecuatorianos. Uno de ellos llevaba un revólver cargado.

Operativo

Los ciudadanos son acusados del presunto delito de asalto y robo a mano armada.

Circunstancias

Los sospechosos habían llegado al barrio La Merced (Calvas) en horas de la noche del miércoles 13 de noviembre e ingresado a un cyber aparentemente a utilizar sus servicios, sin embargo, uno de los sujetos sacó el arma de fuego y con ayuda de los cómplices se sustrajeron las pertenencias del local, luego huyeron en una camioneta.

Fuente: La Hora.