El juicio por un asesinato en Gonzanamá se suspende por valoración psiquiátrica

El juzgamiento de Víctor R. Ch., de 35 años, por el aparente asesinato de José L. M., de 58, se pospuso, ayer, porque el abogado defensor pidió que a su cliente se le practique un examen psiquiátrico para determinar si él está mentalmente capacitado para ser juzgado.

La audiencia se instaló, ayer, a las 09:00, y estaba previsto que en cuatro días se juzgue a Víctor R. Ch. Mas la diligencia tomó otro curso cuando la defensa del procesado pidió al Tribunal de Garantías Penales de Loja que mediante un examen se evalúe el estado mental de su cliente.

Recibió 11 cortes

El deceso de José L. M. fue la noche del sábado 8 de diciembre de 2018, en el barrio Naranjillo, de la parroquia Changaimina, del cantón Gonzanamá, por una hemorragia difusa (disminución de la circulación sanguínea) tras recibir 11 cortes, distribuidos en la cabeza y extremidades superiores.

El hecho delictivo habría ocurrido a eso de las 18:00, cuando José L. M. llegó a la casa de Ibelia C. G., en donde se encontró con Víctor R. Ch. Ella dijo a la Policía que Víctor R. Ch. habría agredido con un machete a José L. M. lo deja soñado y huye con rumbo desconocido.

Rencillas personales

La audiencia de formulación de cargos fue el lunes 21 de enero de 2019, a las 14:30, en la Unidad Judicial Multicompetente, del cantón Gonzanamá. Desde ese día hasta ayer han transcurrido 294 días. La nueva fecha para que se retome el juzgamiento de Víctor R. Ch. aún no se ha establecido.

Al parecer José L. M. y Víctor R. Ch. tenían alguna rencilla personal y esa tarde y noche ocurrió una pelea entre ellos en la casa de Ibelia C. G., a donde fueron a merendar, y ahí el ahora procesado lo hiere de muerte con el machete. Cuando llevaron a José L. M. a una casa de salud ya no tenía signos vitales.

EL DATO

Los 11 cortes distribuidos en la cabeza y extremidades le producen la muerte a José L. M.

El delito se habría cometido en el barrio Naranjillo, de la parroquia Changaimina, del cantón Gonzanamá.

Fuente: La Hora.