Diversos criterios por reubicación de la terminal terrestre de Cariamanga

La construcción de la nueva terminal terrestre de la ciudad de Cariamanga, cabecera cantonal de Calvas, es una de las ofertas que el actual alcalde, Álex Padilla Torres, hizo en su campaña electoral. Una vez que asumió el cargo, ya habla de hacer realidad este ofrecimiento.

Sin embargo, reubicar la actual terminal terrestre, que está situada en el sector céntrico de la ciudad, genera varios criterios, principalmente de comerciantes de la localidad. Se señala que la presencia en el sitio de la actual terminal terrestre, dinamiza el movimiento comercial.

El proyecto

El burgomaestre de Calvas, Álex Padilla Torres, manifiesta que la actual terminal terrestre “ya no cumple con el objetivo por el que fue construido. Se encuentra prácticamente en el centro de la ciudad, lo que determina una serie de graves problemas e inconvenientes en la movilidad humana, en el transporte”. Aduce que uno de los problemas se refleja en los buses que deben atravesar “estrechas calles” para llegar a la terminal. Eso a su criterio, también representa una amenaza para la integridad de los peatones.

La intención de este proyecto de reubicación, a decir de Padilla Torres, es que ningún transporte pesado ingrese a la ciudad. Por ello la idea es que la nueva terminal se edifique en el sector de ingreso a Cariamanga, en la vía que viene desde Loja.

Señala que primeramente se debe contratar una consultoría para que realice los estudios de la nueva terminal terrestre.

Agrega que cerca al sitio donde se la construya, más adelante también se pretende construir el paso lateral de Cariamanga.

Criterios

La comerciante Edilma Jiménez Cabrera indica que con la reubicación de la terminal, lo que se lograría es “matar la ciudad”. Lo dice porque la terminal terrestre, actualmente, genera movimiento a la urbe.

Considera que las autoridades del cantón deben socializar adecuadamente este proyecto a la ciudadanía para conocer sus puntos de vista. “No debe ser una obra que a lo mejor se improvise”, dice la comerciante.

Mientras que Jaime Dávila Ojeda, también comerciante de la ciudad de Cariamanga, ve positivo que se dé una reubicación de la terminal terrestre. “Tiene que reubicarse en otro lado porque prácticamente está en el centro y los transportes grandes destruyen las calles céntricas”, menciona, agregando que otro problema que se presenta es la congestión vehicular.

No debe ser una obra que a lo mejor se improvise”, Edilma Jiménez Cabrera, Comerciante.

Fuente: La Hora.