Incontenible crecimiento burocrático

Alfredo Paz TinitanaPor: Alfredo Paz T.

Columnista para micariamanga.com

Hace dos meses el Municipio de Calvas creó la unidad administrativa de “Seguridad Ciudadana”. En esta ciudad un Jefe de Unidad gana alrededor de USD $1.200,00 dólares y mantenerlo le costará a todos los calvenses más de USD $15.000,00 dólares al año. Todavía no termino de entender que hace ésta unidad o que servicio brinda a la ciudadanía. Sin embargo, tengo entendido que el flamante jefe de unidad ya ha sido posesionado y se encuentra percibiendo su remuneración; pese a que aún no se le ha comprado ni siquiera el escritorio que utilizará.

El día lunes 24 de agosto del presente año, en segundo debate se tratará la Ordenanza de “Materiales Áridos y Pétreos”. La normativa, que al parecer se aprobará, contempla la creación de una nueva unidad administrativa denominada “Áridos y Pétreos”. La unidad tendrá como mínimo tres técnicos y mantenerla le costará a todos los calvenses más de USD $30.000,00 dólares al año. La pregunta es ¿Qué tan necesaria resulta la creación de una unidad de este tipo? La respuesta inmediata es obvia, no hay necesidad porque en Calvas apenas existen cinco canteras y para colmo tienen la categoría de pequeña minería.

Pero entonces ¿A quién en realidad sirve la creación de la unidad? también la respuesta es obvia, servirá a quien desesperado busca obtener más partidas presupuestarias y cargos para que sean ocupadas por sus allegados y adeptos, sin importar si ellos son aptos o ineptos, sin importarle que mientras más burócratas tiene, la ciudad menos obras obtiene, sin importarle que el dinero de todos los calvenses esté siendo ocupado para mantener a pipones que cada vez hacen del municipio un edificio más lento e ineficiente.

¿En dónde diablos quedó el sentido común de nuestro administrador? ¿Qué carajos sucede con los Concejales que no se oponen a semejante despilfarro de recursos? El aumento incontenible de modorrientos burócratas solo ocasiona el engrosamiento del rol de pagos y aumento de nombres en la lista de parásitos del escaso presupuesto de esta ciudad.

Llegará el día en que esta ciudad vea la luz y empecemos a construir un nuevo cantón. Llegará el día en que tendremos que acabar con esta bandada de ineptos y enseñarles cómo se debe administrar una ciudad. El cambio es urgente, pero no inmediato, así que mientras tanto, no olvidemos los nombres y apellidos de quienes son parte de este desastre, no olvidemos para luego de arreglarlo condenarlos al olvido más cruel. Como calvense me lacera enormemente y seguro a todos ustedes también, el hecho de que nos hayan demostrado de sobra, que lo triste no es que seamos chazos limitados de estatura, lo triste es que estemos limitados de visión.

NOTA:

micariamanga.com no se responsabiliza por las versiones u opiniones expresadas en este espacio, en caso de alusión ponemos a su disposición la publicación de una réplica.