Túnel Las Totoras, ocho años sin ver la luz

La obra fue una oferta del presidente Correa. Hay reclamos ciudadanos. La SGR dice que labor avanza.

Cuatro personas fallecieron la tarde del 17 de marzo de 2008, en el barrio La Fragua, en Cariamanga, a causa del desbordamiento de la quebrada Las Totoras. Tras aquello, el presidente Rafael Correa dispuso la transferencia de recursos para la construcción de un túnel que permita el encauzamiento de la quebrada. Han trascurrido ocho años y la obra no ve la luz, mientras la Secretaria Nacional de Gestión de Riesgos (SGR)  anuncia  su conclusión.

Antecedentes.

El actual alcalde de Calvas, Mario Cueva Bravo, recuerda que en 2009, durante la administración del  entonces burgomaestre, Alex Padilla Torres, el Gobierno Nacional, dirigido por el Presidente Rafael Correa, “cumplió con la palabra de ejecución de la obra de construcción del túnel que encauza las aguas de la quebrada Las Totoras, entregándole la facultad de contratar la obra, habiéndole depositado 1 millón 700 mil dólares en las cuentas de la Municipalidad”.

Una vez que se cumple el proceso de contratación pública, a decir de Mario Cueva, lamentablemente el alcalde Alex Padilla declara desierto el proceso. “Ahí solo Dios con su divino poder sabrá por qué lo declararon desierto. Después se hizo una revisión y todo estaba completo, cumplía con los requisitos legales, es cuando se presenta el problema ya que la SGR quita  el dinero al Municipio y contrata mediante emergencia a la constructora Conciesa SA”, apunta.

Al asumir la administración municipal  el 15 de mayo de 2014, según cuenta, encontró la obra totalmente abandonada. Allí realizó algunas gestiones con María Pilar Cornejo y Mario Benavides, exsecretaria Nacional de Gestión de Riesgos y excoordinador Zonal de Gestión de Riesgos, respectivamente. El objetivo reiniciar los trabajos.

Pero los problemas continúan. Esta vez,  la constructora Conciesa SA. abandonó la ejecución del proyecto y, ante ello, se debió contratar a una nueva empresa  y una nueva fiscalización. En la actualidad, “el trabajo avanza un poco lento y la obra se ha incrementado de 3 millones 800 mil dólares, que costaba en un inicio,  a 13 millones, que es el monto de inversión actual”, dice Mario Cueva.

El alcalde de Calvas expresó que permanentemente está enviando comunicaciones a las autoridades respectivas para que la obra se cumpla con las especificaciones técnicas estipuladas.

Exalcalde da su versión

Para Álex Padilla, quien cumplió las funciones de alcalde de Calvas en el período 2009-2014,  la construcción del túnel de la quebrada Las Totoras era una obra  emergente, lo que le daba la potestad como  primer personero municipal contratar la ejecución del proyecto con una simple invitación.

Sin embargo, “por observar cuestiones de ética comuniqué a mis conciudadanos que iba a convocar a una licitación, en donde podían participar más empresas. En este proceso se presentaron cuatro compañías, después la comisión me había entregado ya la calificación, procedí a revisar con el procurador sindico de la institución y concluimos que la oferta ganadora tenía serios problemas con su documentación, creímos que no debió haber pasado ni siquiera la primera etapa del proceso de adjudicación”, puntualiza.

El proceso de licitación para la construcción fue ganado por Ernesto Salgado Burbano, quien no recibió la adjudicación del proyecto y ante ello  interpuso una acción extraordinaria de protección, la cual fue concedida y en la actualidad se ventila en la Corte Constitucional.

Otro aspecto que Álex Padilla resalta es que el Gobierno asignaba el 75% del monto total de la obra, mientras que el Municipio de Calvas aportaría con 750 mil dólares, que corresponden al 25%. “En vista de eso como el proceso se alargó, se extendió, la SNGR, asumiendo el 100% de los gastos, contrató directamente la construcción de la obra, es decir el Municipio se ahorró 750 mil dólares”, precisa el exacalde.

Más problemas

Cristian Cevallos, quien trabajó con la constructora Conciesa S.A. y también  con la empresa Cavhe Obras y Proyectos S.A., en la ejecución del túnel, comenta  que conoció que la SNGR no canceló algunas planillas a Conciesa S.A., ya que éstas presentaban inconsistencias, por lo que la situación derivó en el no pago a los trabajadores, volviéndose insostenible.

El técnico en electricidad anhela que Calvas sea beneficiado con esta obra y advierte que hay afectaciones en viviendas por el tema de cráteres que no se consolidaron, es decir, existen vacíos debajo de las casas afectadas que no han sido rellenados.

“Si bien esta obra permitirá el desfogue de aguas en la quebrada Las Totoras y eso evitará desgracias como las que han sucedido, en este tema se debe exigir se demuestre que dichos problemas han sido atendidos”, señala.

Preocupación ciudadana

Alfredo Paz, abogado de profesión y quien reside en el centro de la ciudad de Cariamanga, refiere que inexplicablemente ha tardado más de seis años en ser ejecutada la obra. “Esa es la primera impresión que tenemos”, comenta, al tiempo manifiesta que la demora puede ser un indicio de que algo anda mal, ya sea en los estudios o en la ejecución de la obra.

“Recuerdo que alguna vez tuve la oportunidad de hablar con un fiscalizador del proyecto y extraoficialmente me aseguró que había problemas en los estudios y que eso ha generado un sinnúmero de inconvenientes”, cuenta el morador.

También expresa que le preocupa si la obra se ejecutó correctamente y pide señalar a los responsables de los inconvenientes presentados a lo largo de seis años, que se prolongó la construcción del túnel.

Versión de la SNGR

El túnel para el encauzamiento de las aguas de la quebrada Las Totoras tiene una longitud de 715 metros. El coordinador Zonal 7 de la SGR, Fabrizio Riofrío Toscano, expone que es de prioridad absoluta para el Gobierno la culminación de la obra.

De igual forma, reconoce que han existido varios problemas con la compañía Conciesa S.A., pero dice que han realizado diversos peritajes y ejecutaron todas las garantías con el objetivo de cuidar los recursos del Estado.

El funcionario hizo conocer que en noviembre pasado se contrató de manera urgente una consultoría, la cual servirá para determinar aspectos como la calidad del hormigón, analizar las técnicas de construcción en sostenimiento del túnel  y se pueda determinar si es necesario realizar correctivos al proyecto.

Asimismo, dice que la ejecución de la obra se encuentra en su tramo final y registra un avance del 90%. Aspira que el túnel de la quebrada Las Totoras se pueda entregar a fines de febrero de 2017. “Esa es la aspiración del Gobierno y por ello estamos trabajando con nuestros técnicos en un monitoreo permanente”, concluye.

Las cifras

2008 VIENE la oferta de construcción.
 
715 METROS es la longitud del túnel
 
13 MILLONES de dólares es el monto actual de la obra.

Fuente: La Hora.