Estiaje produce racionamientos en la provincia

La disminución de  caudales, por falta de lluvias, ocasiona cortes de agua en los diversos cantones lojanos.

Con el verano llegan también los inconvenientes en varios cantones de la provincia de Loja, debido a la escasez del líquido vital por el estiaje, que ocasiona la disminución del caudal en lechos, cuencas, entre otros, lo que provoca continuos cortes de agua y malestar en la población.

En el cantón Gonzanamá, el principal problema se da en el casco urbano de la cabecera cantonal, en donde la semana anterior se racionó el agua de forma imprevista, repetidas veces, durante todo el día.

Paulo Herrera, alcalde de Gonzanamá, señala que ante el estiaje reunió a los encargados de la Unidad de Agua Potable y Saneamiento, Obras Públicas y de la Unidad de Planificación, para que se atienda de manera emergente y prioritaria la situación.

“Tenemos que realizar la suspensión del servicio del líquido vital  en horas estratégicas, comunicar a la ciudadanía oportunamente y planificar actividades adicionales en caso de que lleguemos a un estiaje prolongado”, resaltó.

El alcalde visitó la planta de agua potable para verificar el nivel del caudal con la que cuenta el sistema. También fue al barrio La Banda, que sufre la mayor suspensión de líquido vital.

Celica

Por su ubicación geográfica, Celica carece del abastecimiento normal de líquido vital, más aún por el verano que atraviesa la provincia en general, en este cantón la dotación de agua se da en horario de 0600 a 1000 y de 1500 a 1700.

Manuel Orbe Jumbo, alcalde de Celica, indicó que todos los años por estos meses se dan estos cortes, debido a la escasez del líquido vital en las fuentes proveedoras del agua. Resaltó que la ciudadanía de Celica está informada y prevenida acerca de este problema. Señala que seguramente en diciembre, con la llegada de las lluvias, ya no se darán más cortes.

Calvas

Mientras que el cantón Calvas no se ha suspendido el servicio de agua pero se mantienen alertas ante la falta de lluvias, debido que el agua que se utiliza para dotar del servicio   proviene de la quebrada Chorrera – Tinajones del cantón Gonzanamá, en donde sí hay racionamientos.

Jhon Serrano, gerente de la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Calvas (Emapac), señaló que no habrá  suspensión del servicio, ya que hasta el momento no ha habido situaciones de emergencia, pero que de haberla tomarán medidas similares a las de su vecino cantón Gonzanamá.

Enfatizó en que están a la espera de las lluvias que se dan en diciembre, pero de no darse, informarán oportunamente a los ciudadanos sobre el manejo adecuado del recurso hídrico la suspensión del servicio en horarios que no afecten a los calvenses.

Sozoranga

En la cabecera cantonal de Sozoranga no se presentan racionamientos de agua ya se encuentra funcionando el nuevo sistema de agua potable, que trae líquido vital desde la reserva de El Tundo.

Pero el barrio Los Pozos, que tiene otro sistema, sí presenta escasez del líquido vital, para ellos se ha procedido a racionar el agua durante las noches.

Los cortes de agua son frecuentes durante   noviembre en toda la provincia de Loja, pero se espera que en diciembre, con la llegada de las lluvias, aumente el caudal en las fuentes   y se disminuya el malestar en la población.

El dato

La falta de lluvias genera disminución en el caudal de las fuentes de captación.

La provincia de Loja está rodeada por los ríos Jubones, Puyango, Santiago y el sistema Catamayo -Chira con los ríos Catamayo, Macará y Alamor.

Fuente: La Hora.