Ladrilleros reciben un triple apoyo

La Prefectura y dos entidades más llevan a cabo un programa en el cantón Calvas.

Continúa en el cantón Calvas el programa Eficiencia Energética en Ladrilleras Artesanales para mitigar el cambio climático (EELA), que impulsan la Prefectura de Loja, Gobierno Municipal y Swisscontact. La finalidad es promover la transferencia tecnológica y las buenas prácticas ambientales en el sector ladrillero para generar un cambio sostenible en el proceso.

Claudio Rueda es uno de los 15 productores de ladrillo del barrio Suanamaca,  que se han involucrado en el programa y cuenta su experiencia en capacitación, pasantías en las que ha aprendido nuevas metodologías para la fabricación, batido con mezcladoras, colocación técnica de ladrillos en horno y usos de venteroles.

Isidro Sarango, quien lleva más de 20 años dedicado a la producción de ladrillo y teja,  comenta ser la primera ocasión en toda su vida de productor que cuenta con el apoyo de instituciones y organizaciones, como la Prefectura, Swisscontact y Gobierno Municipal de Calvas.

El programa busca reducir la contaminación por emisiones tóxicas en la quema de ladrillo, por lo que se trabaja en capacitación para la aplicación de nuevas técnicas en la producción, a ello se suma el asesoramiento de artesanos que ya trabajan desde el año anterior, de manera especial de Malacatos y Catamayo, en donde se evidencian los resultados positivos, por ejemplo se cita una disminución en el tiempo de quema y utilización de leña, además de la casi imperceptible presencia de humo.

El Área de Desarrollo Productivo de la Prefectura  presta el contingente necesario para optimizar el proceso de producción. Así lo señala Víctor Hugo Solano.
 
En esta perspectiva también se encuentra el Gobierno Municipal de Calvas. Julián Chamba, técnico de Gestión Ambiental, señala que se espera incluir en el presupuesto institucional un mayor apoyo en lo relacionado al transporte de materia prima y adquisición de máquinas.

Tome nota

En Malacatos y Catamayo se está trabajando desde  el año anterior.

Fuente: La Hora.