De a poco se mejoran espacios en Cariamanga

Los trabajos de regeneración en la avenida Loja deben ejecutarse de forma inmediata para cambiar el aspecto en la entrada a la ciudad de Cariamanga, para facilitar el tránsito en la zona que hoy causa molestias a consecuencia de lo múltiples baches y para que los moradores del sector descansen de la gran cantidad de polvo que genera el deterioro de la calzada.

Y mientras se está a esperas de dichos trabajos, consuela el hecho de que se cuidan los espacios verdes, a pocos metros de donde se ubica la Pileta del Baño del Inca, que se ha convertido en el distribuidor de tránsito en el ingreso de la ciudad.

Es que lo verde de un pequeño parque atrae. Aquí algunas plantas ornamentales han sido sembradas, mientras que otras son conservadas gracias al trabajo de personal del Departamento de Gestión Ambiental del Municipio de Calvas.

En la zona la religiosidad de los calvenses se pone nuevamente en evidencia a través de la urna, en cuyo interior se encuentra la imagen del Divino Niño. Se cuenta además con un par de asientos que aunque necesitan pintura, sirven para el descanso de varias personas o en ocasiones son utilizadas por jóvenes que hacen del lugar la parada obligada para el diálogo con amigos.

Desde el lugar se observa la diferencia marcada entre la deteriorada Av. Loja y la calle Bernardo Valdivieso que por su evolución más bien parece alameda y en donde la parte ornamental junto a la iluminación que ha sido ubicada la convierten en un acceso del cual pueden presumir los cariamanguenses.

El parterre inicia en la prolongación de la calle Bernardo Valdivieso a pocos metros de la intersección de la calle Gonzalo Paz y se extiende hasta llegar a la intersección con la Av. Loja.

Un total de 973 mil 683 dólares fueron invertidos en la obra de regeneración de la Bernardo Valdivieso. El mejoramiento fue dado desde la pileta Baño del Inca hasta el Parque Nuestra Señora de la Merced.

Fuente: La Hora.