Fiscalía obtiene pena máxima por violación a adolescente con discapacidad en Calvas

El trabajo investigativo del equipo de profesionales de la Fiscalía permitió que José Ch. sea sentenciado a 29 años y 4 meses de pena privativa de libertad, por la violación a una adolescente con discapacidad, en el cantón Calvas, provincia de Loja.

Los jueces del Tribunal de Garantías Penales de Loja emitieron su fallo con base en las pruebas presentadas por la Fiscalía, durante la audiencia de juzgamiento, desarrollada el jueves 23 de junio.

Según el fiscal del caso, Fernando Eras, la noche del 23 de septiembre del 2015, el sentenciado violó a la adolescente, que en ese entonces tenía 15 años, en los matorrales de una finca, ubicada en el barrio San Juan, del cantón Calvas.

Luego de cometido el delito, los familiares de la adolescente, quien tiene el 66 % de discapacidad intelectual y dificultad para hablar, la encontraron en este lugar junto al sentenciado.

Para sustentar la acusación, el fiscal Eras presentó pruebas documentales, 19 testigos y el testimonio anticipado de la víctima, realizado en la Cámara de Gesell de la Fiscalía de Loja, donde, con la utilización de un muñeco anatómico, la víctima se refirió a los hechos y dijo que el sentenciado le agredió sexualmente.

La Fiscalía presentó como testigo al perito que efectuó la prueba de ADN. Con esta pericia la Fiscalía comprobó que en la muestra de fluido vaginal, tomada del cuerpo de la víctima, se encontró el perfil genético del sentenciado.

En su testimonio, una profesional en Biología de la Fiscalía manifestó que mediante una prueba de caracterización morfológica se demostró que las hojas, que fueron extraídas de la ropa interior de la víctima, tienen características similares con las hojas que existen en el lugar de los hechos.

También rindieron su testimonio el médico legista de la Fiscalía que efectuó la pericia ginecológica, cuyo resultado fue que la víctima fue violada. Además, participaron como testigos una psicóloga y una trabajadora social de la Fiscalía, quienes realizaron la valoración psicológica y la pericia de entorno social, a los familiares y amigos de la joven.

La Fiscalía acusó a José Ch. con base en el artículo 171 del Código Orgánico Integral Penal, (COIP), numeral 1, el cual sanciona la violación con pena privativa de libertad de 19 a 22 años. En este caso la pena se incrementó debido a que por pedido de la Fiscalía, los jueces consideraron la agravante 9 del artículo 48 del mismo cuerpo legal, que hace referencia a que el sentenciado conocía a la víctima con anterioridad.

Fuente: FGE.