150 obreros cobran 1’021.000 dólares en Calvas

Un millón veintiún mil dólares es el monto que cancela el Gobierno Municipal de Calvas a 150 trabajadores, tras ganar una demanda judicial, correspondiente a un contrato colectivo. Así lo informa el propio alcalde del cantón, Mario Cueva Bravo.

El burgomaestre dice que el pago a los obreros del Municipio se realizó hace pocos días. “Es una conquista social y laboral que ellos obtuvieron a través del contrato colectivo y que la administración anterior les quedó debiendo”.

Mario Cueva, frente al pago, dice que los administradores, en este caso los alcaldes, no únicamente deben preocuparse de la obra física, de la regeneración, “sino también de la obra espiritual y considero como tal reconocer las conquistas sociales que tienen los trabajadores”.

El pago de la cantidad de más de un millón de dólares a los trabajadores municipales de Calvas es el resultado de un fallo que la justicia emitió a favor de los 150 servidores y que la administración anterior les quedó adeudando.

El burgomaestre comenta que tan pronto asumió la Alcaldía les dijo a los trabajadores que les cancelaría el monto, dando cumplimiento a la sentencia del Tribunal de Conciliación.

“De esta manera hemos cubierto todos los valores, correspondientes a 1’021 mil dólares”, precisa el personero municipal, al tiempo informa que el último desembolso realizado asciende a la cantidad de 334 mil dólares”.

Mario Cueva señala que el cancelar este beneficio ha dejado satisfechos a los trabajadores municipales, cuyos valores les sirve para “satisfacer sus necesidades más esenciales y elementales, considerando que tienen sueldos bajos que, incluso, no les permite cubrir la canasta básica que ahora está sobre los 700 dólares”.
 
Los bajos salarios, a decir del burgomaestre, motivaron a pagar estos valores económicos. “Con los trabajadores sindicalizados y no sindicalizados, funcionarios, mantenemos una muy buena relación, respeto, eso nos permite conocer los problemas que tienen y que ellos, asimismo, se enteren los inconvenientes de la administración, que es de puertas abiertas”, puntualiza.

Sobre si este pago a los obreros afectará la ejecución de las obras, el alcalde reconoce que sí porque limitará la regeneración urbana, aunque enfatiza que su único fin es cancelar parte de la obra espiritual a los trabajadores.

Tome nota

El último desembolso realizado fue de 334 mil dólares.

Fuente: La Hora.