Militares de Cariamanga y provincia de Loja van a apoyar en la tragedia nacional

Muchos hacían uso de su franco o licencia (vacación) de fin de semana o del mes, respectivamente, pero ante la emergencia acudieron a los cuarteles a ponerse a disposición y tras despedirse de sus seres queridos abordaron los camiones que integran el convoy de militares de la Brigada de Infantería de Loja, que acude a la zona del desastre, que dejó el terremoto en Ecuador para prestar su contingente.

Tras recibir las disposiciones los oficiales y los voluntarios, que suman 485 soldados, al unísono dijeron presente y se alistaron al convoy de la solidaridad y partieron a las ciudades de Pedernales, Manta, Portoviejo y Bahía de Caráquez, de la provincia de Manabí, uno de los territorios del Ecuador más golpeado por el terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter, del último sábado.

Tarea de 10 días o más

En 12 camiones, cuatro buses, tres camionetas, un tanquero de agua y una ambulancia se equiparon los uniformados a los que se incorporaron dos médicos y cuatro enfermeros. Ellos durante 10 días prestarán su contingente militar, que cuenta con autonomía logística, como parte del decreto presidencial de excepción y movilización nacional Nro. 1001, firmado por el Presidente Rafael Correa Delgado.

Los efectivos son parte de las unidades de la Brigada de Infantería Motorizada de Loja, emplazadas en la localidad y en los cantones Calvas, Célica, Macará y en el cantón Zumba, de la provincia de Zamora Chinchipe. En los lugares del desastre los militares realizaran actividades de apoyo y seguridad a rescatistas, control en albergues, centros de acopio, hospitales móviles y otras labores que se les asignen.

Fuente: La Hora.

Foto: Carlitos Correa.