Invierno feroz en la provincia

Se reportan 12 viviendas afectadas, deslizamientos en arterias viales y daños en el agro.

Producto de las fuertes lluvias presentadas en varios cantones lojanos, se ha generado diversas afectaciones en viviendas y deslizamientos en las carreteras que, incluso, han originado que barrios se queden incomunicados.

Según informó Fabrizio Riofrío Toscano, coordinador Zonal 7 de la Secretaría de Gestión de Riesgos, las   lluvias fuertes registradas en la provincia dejan 12 viviendas afectadas e igual número de familias evacuadas, de las cuales 11 fueron   acogidas y una está en un albergue de Cariamanga.

Hay tres casas afectadas en Cariamanga, dos en  Changaimina, en Gonzanamá, una en Quinara, del cantón Loja, cuatro familias en el sector Naranjito y La Unión, en Chaguarpamba.

Vías

En Sozoranga la vía que conduce hacia Nueva Fátima se interrumpió ayer por un deslizamiento, lo que generó que maquinaria del Municipio acuda al lugar. Según se informó, hay deslaves constantes en todo el trayecto por lo que solicitaron a los conductores  circulen con precaución.

De acuerdo con el reporte de la Secretaría de Gestión de Riegos, se han registrado deslizamientos de materiales pétreos, rocas que han afectado vías de los cantones Chaguarpamba, Olmedo, Zapotillo, Calvas, en Paltas en el tramo hacia El Empalme.

En el caso de la vía Palanda-Zumba se han registrado cierres temporales por desprendimiento de material por las crecentadas de algunas quebradas. En la vía Loja-Zamora hubo también problemas de derrumbes pero fueron saneados inmediatamente. El paso es casi normal en ambas carreteras ya que hay equipo caminero.

En el sector Punta de Piedra, de la vía Cariamanga-Sozoranga, se está cerrando el paso de 19:00 a 06:00 del siguiente día. “Esto lo hacemos para precautelar la seguridad ya que a más del talud hay una densa neblina que imposibilita la normal visibilidad”, sostuvo Fabrizio Riofrío.

En horas de la madrugada de ayer, la vía se interrumpió a la altura del sector de Cazharrumi,  a cinco minutos al llegar a  la ciudad de Celica, yendo de Loja, pero la maquinaria y personal municipal permitieron el paso a la gran cantidad de vehículos apostados a ambos lados de la vía.
En el tramo de la carretera El Empalme - Celica, los deslizamientos de piedras son frecuentes en el trayecto de la parte caliente, pero en la parte fría es decir del sector de Mullunamá-Celica, la situación de amenaza de desbordamientos de tierra está latente pues se teme de continuar las lluvias nuevos derrumbes.
 
El tramo Celica-Cruzpamba, en el sector de Callejones, un gran deslizamiento de tierra obstaculizó el paso vehicular. El Municipio intervino para lograr habilitar un espacio incómodo para el tránsito vehicular que no deja de ser peligroso. Pero si las precipitaciones persisten Cruzpamba y otros sectores quedarán incomunicados.

El tramo Celica-Alamor prácticamente en dos sectores de El Dulce impidieron el paso vehicular durante casi  todo este día lunes, pues ya es normal que en esta época se produzcan estos desbordamientos que incomunican a Mercadillo, Alamor y por ende el flujo vehicular hacia la Costa ecuatoriana.

Otro de los tramos que ha empezado a  tener problemas es el de Pindal-Y de Alamor, donde prácticamente los deslizamientos de tierras provocados por corrientes de agua están por doquier pero por fortuna no han obstaculizado la vía. Ayer, los medios de transporte utilizaron esta vía para dirigirse desde la Costa o desde Alamor a Celica pasando por Pindal.
 
Patricio Granda y Manuel Orbe, alcaldes de  Puyango y Celica, en su orden, dijeron que toda la maquinaria se ha desplegado para atender estos problemas.

El sábado último en las arterias viales que conectan al cantón Olmedo con Chaguarpamba y la Costa  se vieron obstaculizadas por la presencia de derrumbes y deslizamiento de tierra. El primero se produjo en la Panamericana que une a las provincias de Loja y  El Oro en el sector conocido como el Huato entre los cantones Olmedo y Chaguarpamba dejando cerrado el paso por varias horas.

Los transportistas tomaron  como ruta  la vía secundaria por Olmedo, arteria que también fue afectada por algunos deslizamientos de tierra y lodo, el personal de Obras Públicas del Municipio de Olmedo realizó los trabajos de limpieza y adecuación.

Raúl Armijos, alcalde de Olmedo, explicó que existe una brigada de emergencia para atender las inclemencias del tiempo en cuanto a vialidad las 24 horas.

En Zapotillo la mayor afectación se registra en la parroquia rural, Cazaderos, en donde se dañaron los sembríos y las vegas que están en las riberas del río. Las familias tienen un refugio en el caso que continúen las afectaciones. 

Los planes de contingencia los están trabajando los Comités de Operaciones de Emergencia (COE)-cantonales, apoyados con maquinaria de los municipios y del MTOP. 

La  gobernadora  Johanna Ortiz mencionó que están realizando un monitoreo constante a través de la mesa técnica de seguridad número 5. Agregó que tienen lista la maquinaria para trabajar en los distintos frentes.

A las 19:00 de ayer la Gobernadora convocó a los coordinadores de las mesas técnicas que conforman el COE provincial para estar pendientes de los problemas.

“Las situaciones que se han generado no ameritan declarar una emergencia aún”
Johanna Ortiz
Gobernadora de Loja
 
TOME NOTA

Los COE´s cantonales están activados. En la mayoría lamentan que a pesar de esto todavía no se realicen las trasferencias de dineros a los entes seccionales.

Fuente: La Hora.