Ratifican sentencia por abuso sexual

Manuel M., de 73 años de edad, deberá cumplir, nueve años cuatro meses. Abusó de una menor de edad.

En el barrio Chaguarpamba de la parroquia Utuana el 10 de marzo del 2014  se reportó un caso de delito sexual en contra de una menor en el cual la Fiscalía de Calvas, siguiendo el proceso respectivo, formuló cargos en contra de Manuel M., de 73 años de edad.

Al llegar a la etapa de audiencia de juicio, el tribunal impuso una pena privativa de la libertad de nueve años cuatro meses al procesado por cuanto la víctima era menor de 14 años, “a más de ello existía el agravante de que el procesado conocía a la víctima, por cuanto se le impuso el máximo que establecía este delito”, dijo el fiscal Hugo Fernando Eras, respecto al caso.

La particularidad de este caso es que, según las investigaciones, la menor también es producto de una violación, en este caso con el agravante que la madre registra una discapacidad intelectual del 79%.

Es decir se trata de un caso con un alto nivel de vulnerabilidad por cuanto la menor solo vivía con su madre con discapacidad y su abuela que es una anciana.

Ahora se considera como satisfactoria a la sanción dada al implicado por el Tribunal de Garantías Penales, “la persona que se encuentra procesada es de la tercera edad y en su respectivo momento no se dictaron medidas como la prisión preventiva, pero sí se encontraba cumpliendo medidas cautelares (…), sin embrago lo que se espera es que la sanción sea ratificada a los casilleros judiciales y una vez de que se ejecutorié se procederá a la detención para que se ejecute la pena”, señaló el fiscal Eras.

Luego de haberse dado el proceso de apelación, el lunes último la sala penal de Calvas ratificó la sentencia de nueve años cuatro meses para Manuel M., y según el fiscal, previo a que se declare la ejecutoriedad de la sentencia, el procesado aún puede valerse del recurso de casación.

EL DATO

Es un caso con un alto nivel de vulnerabilidad por cuanto la menor solo vivía con su madre con discapacidad.

Fuente: La Hora.