Les cae el peso de la ley a centros nocturnos

La presencia de adolescentes en los centros de diversión nocturna llevo a las autoridades de control a clausurar varios locales, ubicados en el centro de Cariamanga capital del cantón Calvas.

Los controles de la Policía y Comisaria Nacional de Calvas empezaron el viernes anterior. En ellos se verificaron los permisos de funcionamiento y barrido de libadores.

En cambio el sábado se intensificaron en la zona urbana como rural. En un cyber de la parroquia Sanguillín se encontró a varios adolescentes con sumiendo bebidas alcohólicas.

“Existían muchas denuncias de que allí se expendían bebidas alcohólicas a estudiantes y tras un seguimiento  se constató que efectivamente lo hacían”, dice Cristian Román, comisario.

Con el apoyo de la policía de Gonzanamá, Colaizaca y Sanguillín se registró los centros de diversión de casco urbano en donde se clausuraron tres locales por permitir el ingreso de menores de edad.

Fuente: La hora.

Foto: Referencial.