Problemas por el fuerte invierno en Calvas

Moradores demandan acciones Inmediatas de las autoridades.

Las lluvias que caen sobre el suelo cálvense comienzan a causar daños en el cantón. En el barrio Baño del Inca una vivienda se vio afectada tras la caída de tierra en la parte posterior.

Allí, el lodo ingresó a la sala, comedor y dormitorios. La propietaria del inmueble dice estar preocupada ante esta situación. Dice que Gestión de Riesgos del Municipio de Calvas e incluso el MIES realizan la limpieza del derrumbe, pero espera que se ayude con la construcción de un muro que evite la continuidad de la caída de tierra. De seguircausaría daños graves a la infraestructura de su vivienda.

"Pedimos que nos ayuden, el invierno está empezando. Es urgente la intervención para poder por lo menos solucionar en algo los problemas, (...), la solución sería con un muro", dijo Bertila Rodríguez, propietaria del inmueble.

La ciudadana señala que no es la primera vez que se registran problemas similares y siguen a la espera que llegue la solución al inconveniente que año tras año las lluvias hacen perder la tranquilidad.

Otro de los daños que se le atribuyen al invierno ocurre en el sector Miraflores. Allí, a decir de sus moradores, la lluvia registrada durante toda la tarde del miércoles, ocasionó un hundimiento en las calles Rosa Benigna Loaiza y Espíndola. El tráfico vehicular se complica y esperan la ayuda respectiva.

"Recientemente hicieron el embaulado aquí pero ya se está hundiendo con las primeras lluvias, (...), ha colapsado la tubería, tengo entendido que han dicho que van a venir a echar cascajo y esa no es la solución", señalo Robert Tamayo, morador de Miraflores.

Según comentan los ciudadanos, el barrio tiene sus bases sobre varias quebradas, lo que ocasiona frecuentes molestias en época invernal, por lo que durante la administración 2009 -2014 se construyó el embaulado de la quebrada Churumaco, pero los problemas persisten.

"Este problema es desde antes que se construya el embaulado y ahora sigue, en esta calle no se puede transitar porque está hundiéndose", dijo María Granda.
Cerca de 30 familias habitan en estas calles y son ellas. Las que se ven perjudicadas con este hundimiento en la calzada. Piden a las autoridades y a los organismos de socorro se atienda de manera urgente esta situación que a medida que pasan los días y los aguaceros se tornan más fuertes y van minando el suelo.

"Hubo ya un carro que se quedó atrapado en ese hueco, (...), hago un llamado a las autoridades, el invierno aún no ha sido muy riguroso y ya tenemos este problema, pido que revean esta situación, nos hemos sacrificado mucho para tener estas viviendas y por los malos estudios que han hecho no se pueden destruir estas viviendas, no estoy de acuerdo", enfatizo José Quezada.

Fuente: La Hora

Foto: Isabel Lages