Baño del Inca, la nostalgia de un Cariamanga turístico

Hablar del Baño de Inca en Cariamanga, es evocar el recuerdo de muchos calvenses, que inspirados por la maravilla paisajista observada desde el lugar, derrochaban instantes de sus vidas en el sitio de encuentros que en ese entonces gozaba de un gran atractivo.

Aquí también la religiosidad tiene mucho que ver, en un espacio acondicionado para el descanso y en medio de áreas verdes, se levantan majestuosa la imagen de la Virgen de Lourdes, que resguarda el ingreso al centro poblado de Cariamanga.

Bajo el puente de la Palancana atraviesa una quebrada y a un costado se encuentra una laguna que aunque en la actualidad registra turbiedad en sus aguas, en tiempos anteriores era el lugar escogido de niños y jóvenes que acudían para disfrutar de os cristalino del recurso hídrico, hoy por hoy, el lugar no fue ni la sombra de lo que fue hace 5 años.

Intervención

“Es necesaria un campaña de concienciación dirigida por las autoridades locales, es este caso la Unidad de Turismo. Pero es mucho más importante que los ciudadanos asumamos esa corresponsabilidad que requiere el cuidado de los lugares que pretendemos devuelven a Cariamanga, la belleza paisajística” dijo Jackson Rodríguez habitante del lugar.

Alguien debe dar el primer paso para el rescate de este lugar que según narran las personas adultas que tuvieron la oportunidad de ver el Baño del Inca en todo su apogeo, fue uno de los lugares más reconocidos en el perímetro cantonal.

La nueva generación no ha tenido la oportunidad de ser testigos de la maravilla natural que constantemente es recordada por sus padres o abuelos, pero queda en el corazón de cada cariamanguense el lograr que cada lugar de esta tierra cobijada por el Ahuaca, pueda desarrollarse y mostrarse a la provincia y al país en general como uno de los lugares recomendados para el turismo.

Fuente: La Hora.

Foto: Cariamanga Digital Productions.