Dos ancianas que estaban abandonadas recibieron ayuda

Se les brindó atención médica integral, apoyo psicológico. Se les restituyó sus derechos.

Abandonadas y en condiciones de vulnerabilidad fueron localizadas en el barrio  Jacapo, de la parroquia San Antonio de las Aradas, en el cantón Quilanga, las hermanas O. J. y R. J., de 45 y 55 años de edad, respectivamente.

Las dos ciudadanas, quienes sufren de discapacidad,   recibieron atención integral a través de la Mesa Intersectorial, coordinada por el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), distrito Calvas.

La Mesa Intersectorial de Quilanga, en mayo anterior, abordó el caso de dos hermanas que padecen discapacidad física e intelectual, quienes se encontraban en estado de indigencia y abandono.

Así, representantes en territorio de instituciones como el Ministerio de Salud, Ministerio del Interior, Junta de Protección de Derechos, Municipio de Quilanga, Gobierno Parroquial de San Antonio de las Aradas y el Servicio Especializado de Protección Especial (SEPE) del MIES distrito Calvas, coordinaron acciones para desarrollar mingas de limpieza en el lugar de habitación de las dos personas.

Asimismo, se les brindó atención médica integral a las dos hermanas, al igual que apoyo psicológico y se desarrollaron varias diligencias para la restitución de sus derechos.

De las hermanas O. J. y R. J. no se conoce si existen familiares que se puedan hacer cargo del cuidado personalizado, por lo que desde la Mesa Intersectorial de Quilanga se cumplieron gestiones para que sean trasladadas a un centro de acogimiento institucional.

Al momento se encuentran en el Centro Gerontológico San José, de la ciudad de Cariamanga, el cual es dirigido por las Hermanas Dominicas y coordinado mediante convenio con el MIES distrito Calvas. 

Dato:

Las dos mujeres se encontraban en estado de indigencia y abandono.

Fuente: Comunicación Social MIES Calvas.