Intercambio de experiencias “Riesgos Sin Fronteras” se realizó en Calvas

En el salón del Pueblo del Municipio de Calvas se desarrolló la reunión de trabajo de intercambio de experiencias en gestión de riesgos que en el marco del lanzamiento del proyecto binacional para la reducción de vulnerabilidad de la población y sus medios de vida frente a amenazas de sequía e inundación se desarrollará para beneficiar a territorios fronterizos de Ecuador y Perú.

Los Gad's participantes corresponden  a los cantones de Calvas, Espíndola, Quilanga, Gonzanamá y el Gobierno Parroquial de Jimbura, dentro del análisis se contempla el diagnóstico y fortalecimiento de la institucionalidad para la gestión de riesgos sin frontera, Fortalecimiento de la plataforma binacional, mecanismos de prevención y políticas, instrumentos y estrategias de implementación frente a estas amenazas.

“Me permito respetuosamente sugerirles que en una segunda etapa cuando se agote en un 100% este proyecto y surjan las conclusiones y recomendaciones, pedirles a ustedes de ser posible que en una nueva etapa con recursos económicos para atender algunos proyectos de infraestructura que nos permita solventar y enfrentar los problemas de riesgos que tenemos en nuestras comunidades”, indicó el Alcalde de Calvas, Alex Padilla Torres.

Desde el vecino país de Perú existe la preocupación ante la reducción del caudal de los afluentes, por lo que dicen es necesario ser parte de estos proyectos que van encaminados a preservar los recursos naturales, “la responsabilidad no es solo de los cooperantes sino también de las autoridades en cada una de nuestros territorios, estamos aquí porque formamos parte de esta proyecto y en el compromiso que tenemos vamos a poner bastante énfasis para que de manera efectiva llevar adelante esta acción”, acoto Manuel Querebalú, Gerente de Recursos Naturales del Gobierno Regional de Piura.

Desde el Gad Calvas a través del Departamento de Riesgos y Seguridad se expuso sobre el problema con la quebrada Totoras y las acciones que se realizaron en su momento ante la emergencia registrada tanto en 2008 como 2017.

Posteriormente se efectuó el recorrido por el cauce de la quebrada Totoras cuya creciente mantiene atenta a la población y que registro intervención por el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos, “hemos conformado un consorcio para apoyar a la población e iniciar acciones para reducir el riesgo como son los planes de reducción de riesgos y alerta temprana,(…) los territorios que se benefician son los que forman parte de la cuenca del Río Catamayo”, exteriorizo Nicolás Cimbaro, delegado de instituciones europeas.

El proyecto tiene una duración de 24 meses y cuenta con un presupuesto de 1 millón 200 mil euros, la Unión Europea aporta con 999 mil euros y el restante lo financia la provincia de Loja y el Gobierno Regional de Piura.

Vía Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..