Por coger mangos casi pierde la vida

Marco P. R, de 45 años de edad casi pierde la vida luego de haber caído unos 10 metros desde un árbol de mangos. El ciudadano terminó en una casa de salud con fracturas en sus costillas.

Hechos

El hombre junto con otros amigos se había dirigido a un potrero, en el sector Río Pindo, límite entre Quilanga, Espíndola y Calvas, a recoger mangos. Ellos llegaron y Marco sube a una planta frondosa.

Mientras unos recogían la fruta, otros incluido Marco, estaban meciendo la planta para que caigan los mangos, sin embargo, en eso una rama se quiebra por el peso del ciudadano quien en cuestión de segundos estuvo en el piso.

Los amigos al ver que no se movía fueron a verlo y lo encuentran inconsciente, por lo que de inmediato pidieron ayuda y lo trasladaron a una casa de salud en donde les indicaron que tenía varias costillas fracturadas. El hombre fue intervenido quirúrgicamente y se recupera de manera satisfactoria.

Fuente: Crónica.