En Calvas, Celica y Zapotillo los militares acuden para evitar el contrabando

La presencia de militares en las estaciones de servicio de combustibles de los cantones Calvas, Celica y Zapotillo garantiza la venta justa de derivados de petróleo y se evita un posible contrabando.

Los soldados de las unidades militares de la Brigada de Infantería Motorizada de Loja emplazadas en esas jurisdicciones son los encargados de realizar los controles fijos.

Los militares realizan un minucioso trabajo de verificación de los documentos a los conductores y, además, les informan sobre las sanciones para quienes se dedican al contrabando de combustibles.

Con los operativos los militares buscan normalizar el abastecimiento de combustible en la frontera sur del Ecuador y en el operativo de ayer, ejecutado en esos tres cantones, no hubo novedades.

TOME NOTA

Se verifican los documentos de los conductores y de los vehículos.

Fuente: La Hora.