Batalla del Pichincha del 24 de Mayo de 1822

Varios antecedentes son los que dan vida a la batalla celebrada el 24 de Mayo de 1822. El camino inicia 9 de Octubre de 1820, cuando los patriotas de Guayaquil destituyeron a las autoridades realistas.

También, Cuenca proclamaba su Independencia el 3 de Noviembre de 1820. A esto se sumaban varios movimientos libertarios que se concentraban en Machachi, Latacunga y Riobamba.

Esta atmósfera también se vivía en Quito, pero las fuerzas realistas todavía eran fuertes en lo que ahora es la capital del Ecuador. El reto consistía en derrotas a las tropas españolas en dicho territorio, para asegurar la ansiada separación de la Corona Española.

Cruzada

‘El Libertador’ Simón Bolívar confió plenamente en uno de sus brazos derechos: Antonio José de Sucre.

El Mariscal de Ayacucho, aceptó el reto y comandó las tropas independentistas. Subió a la Sierra desde el sur, y se le unió una división comandada por el general Santa Cruz. Ellos recuperaron Cuenca, ciudad que casi sufre un revés por parte de los realistas. Desde entonces, el avance de los patriotas tomó mayor fuerza.

Los realistas se fortificaron en Quito. Sucre intentó entonces tomar posiciones al norte de la ciudad, por lo que ordena a sus fuerzas escalar las estribaciones del volcán Pichincha en la noche del 23 de mayo de 1822.

Lo planificado cambió al amanecer del 24 de Mayo, cuando el Ejército libertario fue descubierto y atacado por los realistas: la Batalla del Pichincha era un hecho y ambos bandos sabían lo que estaba en juego.

Triunfo

Pese a ocupar las posiciones altas, los patriotas tuvieron que superar su inexperiencia y finalmente triunfó Sucre al frente de un ejército formado por guayaquileños, cuencanos y quiteños, más venezolanos, neogranadinos, ingleses, irlandeses, españoles, argentinos, chilenos y peruanos.

Esa composición multinacional ha hecho que se califique a esta batalla como la “más internacional” del proceso independentista hispanoamericano.

Al general Melchor Aymerich, presidente de la Audiencia y quien comandó a la tropas españolas, no le quedó más que entregar Quito y sus fortificaciones. Como consecuencia de la Batalla de Pichincha, dos meses después, Pasto, completamente aislada al norte, se rendía ante el empuje de Bolívar: la Gran Colombia y, posteriormente, la República del Ecuador se cristalizaban.

Calderón, la leyenda

Más allá de los cañonazos y disparos mortales que habría sufrido el ‘Niño Héroes’, Abdón Calderón, este joven teniente del Batallón Yaguachi sería descrito de la siguiente manera por Antonio José de Sucre:

“Hago una particular memoria de la conducta del teniente Abdón Calderón, que habiendo recibido sucesivamente cuatro heridas, no quiso retirarse del combate. Probablemente morirá, pero el Gobierno de la República sabrá compensar a la familia los servicios de este oficial heroico”.

Capitulación

Según el acta de Capitulación del 25 de mayo de 1822, las tropas realistas, a las 14:00, de ese día, arriaron su bandera y entregaron sus armas al Ejército de la Gran Colombia, en una ceremonia especial que tuvo lugar en un puente del fortín colonial. De esta manera, en la cima del Panecillo tuvo lugar el acto final de la Corona Española en Ecuador.

La gesta, pese a que por el número de soldados y el tiempo de duración del conflicto parecería una batalla menor dentro de las Guerras de la Independencia americana, significó un gran paso para la consolidación de la Gran Colombia, pues supone la rendición del Ejército español en el Departamento de Quito. En la foto, el óleo de Antonio Salas: ‘La capitulación de la batalla de Pichincha’.

Sucesos en torno a la fecha

En la actualidad, el cambio de mando presidencial se desarrolla el 24 de Mayo.

El 24 de mayo de 1981 murió el presidente Jaime Roldós Aguilera al estrellarse el avión en que viajaba, luego del discurso que dio en el Estadio Olímpico Atahualpa, en Quito.

El Templo de la Patria es un museo que recuerda la gesta libertaria que tuvo lugar el 24 de Mayo de 1822.

Antonio José de Sucre, el Gran Mariscal

Nació el 7 de febrero de 1795 en el puerto de Cumaná, Venezuela.

Triunfó en Yaguachi (19 de mayo de 1821).

Llegó victorioso a Cuenca (21 de febrero de 1822).

Venció en Pichincha (24 de mayo), dando libertad al actual territorio ecuatoriano.

Desempeñaría todos los cargos de la Administración civil hasta el de presidente de la República en Bolivia.

Participó junto a Bolívar en 1824 en la Batalla de Junín.

El 9 de diciembre de 1824 venció en Ayacucho, acción que significó el fin del dominio español en Sudamérica.

Dato

Hoy se celebra 195 años de la victoria alcanzada en Quito. Con ella se selló la Independencia.

Fuente: La Hora.