Viceministro informó de 31 casas con daños en Calvas

Alrededor de 31 viviendas presentan daños en Calvas. El Gobierno se responsabiliza de los perjuicios en el cantón.

Tras el duro aguacero que cayó en Cariamanga el pasado sábado 25 de marzo, lo que provocó algunos daños en el cantón, el Gobierno Nacional, ha intervenido de manera inmediata dando respuesta oportuna a la ciudadanía y manteniendo un contacto permanente con los damnificados, con el fin de coadyuvar a la solución de cada uno de los problemas, señaló Johana Ortiz Villavicencio, gobernadora de la provincia.

Emergencia Calvas

Por su lado Ricardo Peñaherrera, viceministro de la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR) acotó que según el pronóstico del Inamhi estamos enfrentando un invierno atípico extraordinario que ha dejado algunos daños a lo largo del país sin ser la excepción el cantón Calvas. “Aquí hay algunos factores que analizar como el hecho que la Empresa Constructora Caveh no cumplió con lo establecido en el contrato del proyecto “Las Totoras” y en febrero se le notificó explicándole que inicia el proceso de terminación unilateral, tal como lo determina la Ley”, dijo.

Indicó que luego una vez conocido el problema de los daños a las viviendas, el Subsecretario de Gestión de la Información y Análisis de Riesgos ha estado presente evaluando la situación junto al personal técnico de la Zona 7. De forma unánime decidieron que el Gobierno Nacional a través de la SGR asume las afectaciones y serán quienes se comprometen a reparar el total de los daños sea reparaciones e indemnizaciones.

Responsabilidad daños

Agregó que la disposición es responder a cada una de las familias afectadas siempre y cuando sea por la construcción del túnel, debido a que hay otros inmuebles dañados pero por lluvias intensas y déficit del drenaje pluvial existente en la zona. Con personal del Miduvi a la par empezaron a levantar el diagnóstico casa por casa de los daños ocasionados.

Hasta la fecha existen 31 casas evaluadas que tienen perjuicios como hendiduras tanto en paredes como pisos. “Por seguridad de los habitantes creemos que algunas viviendas deberían ser derrocadas porque ponen en peligro otras habitaciones que están bien”, recalcó. La obra de la terminación del Túnel continuará con otra empresa tomando en cuenta la necesidad de las obras complementarias.

Fuente: Crónica.